Conversamos con la ambientóloga Ángeles Rempel, coordinadora de la huerta vecinal Puerta 3. Un proyecto colaborativo fundado en un country en la Lonja que busca integrarse con toda la comunidad de Pilar .

«Mi nombre es Ángeles Rempel, yo soy coordinadora del proyecto de huerta comunitaria, agroecológica y educativa llamado Puerta 3. Esta huerta comenzó en 2020 y se ubica en el barrio Los Álamos, que es un barrio country, ubicado en la localidad de la Lonja en el partido de Pilar, con una antigüedad aproximada de 60 años, que surgió de la necesidad de varios vecinos de ponerse en contacto con la tierra y, para varios, replantearse qué es lo que se estaba comiendo.  En un primer momento cuando conocí a algunos vecinos, y digo vecinos porque yo vivo en  Los Troncos, el barrio de al lado, el proyecto estaba pensado más como la inversión de unos pocos vecinos con un perfil productivo, básicamente fue mutando hacia un espacio más colaborativo, educativo y para que sea un espacio de compartir el momento. Hoy en día trabajo junto a Lucas, estamos 4 veces por semana hacemos tareas  operativas  y todos los vecinos de Los Álamos y también de Los troncos, pueden venir a trabajar».

«Los fines de semana se arma un evento sumamente especial porque los sábados compartimos un taller de huerta donde aprendemos algo nuevo, desde un determinado cultivo, si es en almácigo o de siembra directa hasta preparar nuestros propios biopreparados, hemos hecho caldo de ceniza, preparados de  paraíso, agua de sauce, alcohol de ajo .  Nuestra idea principal es que la huerta pueda tener un funcionamiento más orientado hacia la economía circular: que todos los insumos que utilicemos dentro del lugar los podamos aprovechar sacándolos de la misma huerta, que circulen la energía y la materia constantemente dentro del espacio. Verdaderamente se dio algo súper interesante los sábados porque vienen  desde niños muy chiquitos como Ben de tres años hasta Simonetta de unos doce años, por otro lado viene Sol que tiene 22,  Moti que anda por los 50 largos y después tenemos a Gianna que tiene más de 80 años, y es un espacio donde todos podemos compartir».

«Vecinos que nunca se habían hablado y no se conocían, que habían vivido cerca durante 20 años, dentro de la huerta se dieron la posibilidad de conocerse, porque les interesa comer sin agrotóxicos y  aprender cómo manejar la tierra, que es algo intrínseco al ser humano y que lamentablemente perdió. Verdaderamente lo que había sido un fin productivo y una preocupación cuánto iba a ser el rendimiento hoy sábado fue una cosecha espectacular, pudimos compartir con los vecinos que no vienen a trabajar la tierra y es una invitación a los demás a que consuman de la huerta, consuman sin químicos y que vengan a trabajar  y meter las manos en la tierra».

«Algo muy interesante que tiene la huerta es que todos los vecinos tienen su vida por fuera del barrio y de la huerta y sus profesiones y gustos, y los traen a la huerta para poder aportar. Un caso por ejemplo es el de Costi y Guido, ambos son editores y tuvieron la mejor idea:  trajeron libros buenísimos con los que fundamos una biblioteca, otras personas saben cocinar muy bien y nos han enseñado cómo realizar preparaciones y conservas, otros profesan una religión y han compartido talleres sobre la agricultura desde una perspectiva espiritual».

«Nuestro siguiente proyecto es poder autosustentarnos con la huerta, lanzamos una  venta de plantines que hicimos en el invernadero que pudimos construir gracias a una gran venta de rifas y a la colaboración de Gogo, el intendente del country que es un carpintero espectacular que siempre logra lo que le pedimos.  Queremos vincularnos con toda la movida agroecológica de Pilar, y el resto de la comunidad pilarense y no quedarnos dentro de las puertas del country. Uno de nuestros primeros contactos fue con Amaranto de quienes recibimos todas las semillas agroecológicas, de kale, y de mostaza, fue un primer nexo para  seguir trabajando por un Pilar que no use agroquímicos, que sea consciente de lo que está comiendo y que tenga ciudadanos más vinculados con la tierra».

«Como verán soy solo la vocera de un proyecto gigante donde hay muchas manos colaborativas, donde todos tienen muchas ganas de participar, hay mucho esfuerzo de seres humanos que tienen ganas de conocerse con los demás y con el resto de la naturaleza”.

Más info: https://www.instagram.com/puerta3.huerta/

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.